La creación es para mí una vía de iniciación, de acercamiento al Misterio, a aquello que es esencial y al mismo tiempo transciende al ser humano. Las imágenes son el testimonio de ese proceso de búsqueda, transformación y encuentro. El rito del proceso creativo consigue devolverme a mi estado natural de bienestar. “La gozología” es un término inventado que utilizo para referirme a un discurso hecho desde el gozo, a la pronunciación del gozo, a un tipo de creación que surge de este estado gozoso.

La desnudez en mis imágenes es símbolo de transparencia, de pureza, de vuelta al origen, a un estado paradisíaco y armónico, óptimo para vivir y crear.

La fotografía es mi principal medio de expresión. No me interesa fotografiar el instante, sino documentar estados interiores; visiones, sueños, percepciones vívidas y experimentadas. Mi fotografía es sentida, pre-sentida, pre-parada, ya que hay una preparación previa, a nivel físico, emocional, psíquico y espiritual.

A través de las imágenes fotográficas creo y me re-creo. Y creo porque creo en el poder regenerador y sanador de las imágenes. Por eso mi “intento” es crear imágenes desde el amor, la alegría, el entusiasmo, para que, a su vez, éstas tengan el poder de dilatar el corazón, ampliar la visión de quien las contempla y señalar el camino de regreso a nuestro verdadero ser.

AGRADECIMIENTOS

Mi primera gratitud es para mi linaje intelectual; para mis directores de tesis, Josep Maria Jori y Miquel Àngel Planas, por animarme a ir más allá de mis límites, por demostrarme que es posible trascenderlos y llegar “adónde no se sabe por donde no se sabe”. Para mis compañeros de investigación, juntos creamos un ambiente propicio para que fuera cuajando el saber, en especial a Mónica Álvarez por ese intercambio tan fructífero de anécdotas, inquietudes y conocimiento.

Gracias, también, a Javier Melloni y a Teresa Guardans, por su apoyo. A Ana María Oliva, por mostrarme un mapa de mi campo energético. A Esther Costa, por guiarme de forma sosegada e intuitiva al paisaje imaginal al que pertenezco. A Rene Mey, por reafirmar mi confianza en la luz interior.  A mis amigos Núria Megias y Alfredo Castellanos, que son una fuente continua de inspiración.

Gracias a todas las personas que han colaborado en los proyectos de creación: en especial al fotógrafo Ramón Casanova por las epifanías que hemos compartido; al escultor Jorge Egea; a Mónica Álvarez, Adrian Arnau, Alfredo Castellanos, Lídia Dalmau, Ramon Guimaraes, Mónica Lou, Marta Pareja, por el soporte técnico y videográfico; Así como a las modelos Estefanía Rivera (Selva del Río), Magdalena Oliver y Meritxell Layola.

Gracias a todos los profesionales del mundo del arte que han confiado en mi trabajo a través de escritos, críticas y comisariados; Margarita Aizpuru, Mª Ángeles Albert, Julio Álvarez Sotos, Nekane Aramburu, Raimon Arola, Pedro Pablo Azpeitia, Assumpta Bassas, Antonio Barnola, Alexandra Baurès, Susana Blas, Pilar Bonet, Glòria Bosch, Mª Jesús Buil, Isabel Cadevall, Marisa Cancela, Antón Castro, Victoria Cirlot, Victoria Combalía, Laura Cornejo, Maia Creus, Rafael Doctor, Lola Duran, Jan Van Eyden, Fidel Ferrando, Maria Rosa Freixanet, Christian Gattinoni, Carles Guerra, María González, Teo González, Núria Gual, Frank Henseleit, Josep Maria Jori, Olga Julián, Mercé Juvé, Antonio Latorre, Fernando Latorre, Concha Lomba, Teresa Luesma, Luis Lles, Mª José Magaña, Luis Martínez Aniesa, Concha Mayordomo, Manuel Olveira, Desirée Orús, Pere Parramon, Manuel Pérez-Lizano, Agustín Pérez Rubio, Llorenç Raich Muñoz, Ana Revilla, Alfredo Romero, Oliva María Rubio, Gerard Sala, Júlio Sanchez, David Santaeulària, Pepa Santolaria, Mar Serinyà, Maite Solanilla, Leo Tena, Chus Tudelilla, Ernst Vester, Antoni Vilacasas…

Gracias a las Doctoras Carmina García, Assumpta Bassas, Pepa Balsach, por invitarme a compartir con sus alumnos/as de la Universidad mi proceso de creación. A la Escuela Internacional de Fotografía Grisart en Barcelona, en especial a su director Albert Gussi, por atreverse a dar cabida en su programa al curso “La Gozología. El gozo de la creación fotográfica”.

Otras gratitudes para mi linaje biológico, pero, sobre todo, doy gracias a los ancestros que me acompañan.